Lo maravilloso de aprender algo, es que nadie puede arrebatárnoslo. (B.B. King)

Aprender sin reflexionar es malgastar la energía. (Confucio)

Yo no enseño a mis alumnos, solo les proporciono las condiciones en las que puedan aprender. (A. Einstein)

Eso es el aprendizaje. Entender de repente algo que siempre has entendido, pero de una manera nueva. (D. Lessing)

La actividad más importante que un ser humano puede lograr es aprender para entender, porque entender es ser libre. (B. Spinoza)

La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo. (N. Mandela)

El propósito general de la educación es convertir espejos en ventanas (S. J. Harris)

Si un niño no puede aprender de la forma en que enseñamos, quizás deberíamos enseñar como él aprende (I. Estrada)

El aprendizaje es experiencia, todo lo demás es información (A. Einstein)

La mayor señal del éxito de un profesor es poder decir: 'Ahora los niños trabajan como si yo no existiera. (M. Montessori)

El principio de la educación es predicar con el ejemplo. (A. Turgot)

Donde hay educación no hay distinción de clases. (Confucio)

¡Estudia! No para saber una cosa más, sino para saberla mejor. (Séneca)

Es imposible educar niños al por mayor; la escuela no puede ser el sustitutivo de la educación individual. (A. Carrel)

La buena didáctica es aquella que deja que el pensamiento del otro no se interrumpa… (E. Tierno Galván)

Excelente maestro es aquel que, enseñando poco, hace nacer en el alumno un deseo grande de aprender. (A. Graf)

Los niños son educados por lo que hace el adulto y no por lo que dice. (C. G. Jung)

Un profesor trabaja para la eternidad: nadie puede decir dónde acaba su influencia. (H. Adams)

La mejor enseñanza es la que utiliza la menor cantidad de palabras necesarias para la tarea. (M. Montessori)

Profesor: que te ilusione hacer comprender a los alumnos, en poco tiempo, lo que a ti te ha costado horas de estudio llegar a ver claro. (S. Josemaría)

Riojaforum ha acogido este jueves, 27 de junio, a más de 600 docentes, directivos y profesionales, de distintos centros de toda España y del Grupo Educativo COAS, en una jornada de innovación educativa que ha contado con dos ponentes de lujo: Richard Gerver y Graham Powell.

Tras una presentación a cargo de alumnos Alcaste-Las Fuentes, el primero en tomar la palabra ha sido Graham Powell. Bajo el título ‘Práctica de las disposiciones de aprendizaje para pensar de verdad’, Powell incide en que “pensamos en resultados y no en cómo han desarrollado los alumnos sus destrezas y sus conocimientos”. En este sentido, apunta que “enseñamos a los alumnos a contestar a nuestras preguntas como queremos nosotros, no a reflexionar o a ser críticos”, algo que debería dejarse a un lado para empezar a trabajar en “desarrollar su curiosidad, fomentar su actividad colaborativa, persistencia, tomar algún riesgo...”. Porque, añade que “no valen para nada cuadernos limpios y ordenados si los estudiantes han olvidado la información a las dos semanas”.

En relación a esto, plantea comenzar las clases con retos estimulantes y enseñar los contenidos de una forma “resiliente, cognitiva y flexible”. De este modo, el interés que suscita se traduce en compromiso, lo que influye positivamente en el aprendizaje. Así pues, insiste en que “es más fácil conseguir que los alumnos tengan buenas notas; es más difícil lograr que sean competentes”.

Richard Gerver, por su parte ha dado la clave de las tres palabras que definen lo que debería ser la educación: “vivir, aprender y reír”, porque asegura que “cuando los niños disfrutan, aprenden mejor”. En una ponencia enmarcada bajo el título ‘El futuro pertenece a quienes lo preparan’, ha indicado que “no podemos olvidar que estamos educando a seres humanos, por lo tanto las respuestas están en nuestra humanidad”.

Además, aborda la necesidad de que “para que tenga sentido lo que están aprendiendo, debe tener un contenido, una experiencia, un propósito y ser importante para ellos”. Por ello, es imprescindible que “el docente salga de su zona de confort, si no, seríamos hipócritas”.

Asimismo, Gerver considera que hay que ayudar “a nuestros estudiantes a que sueñen y a convertir sus sueños en aspiraciones”, porque “preparando futuro de nuestros alumnos, preparamos el nuestro”. Y en ese sentido admite que “no podemos educar a los alumnos a depender de los demás. Tienen que confiar en ellos mismos. Eso tiene que estar en el corazón de la revolución en la educación”.

Al término de las ponencias, Fernando García, director general del Grupo Educativo COAS, ha sido el encargado de presentar el manifiesto sobre el presente y el futuro de la educación. Antes de compartirlo con los asistentes, ha subrayado que el objetivo de los docentes no puede ser otro que el de “trabajar todos juntos, padres, profesores y alumnos para conseguir un futuro mejor para todos”