Lo maravilloso de aprender algo, es que nadie puede arrebatárnoslo. (B.B. King)

Aprender sin reflexionar es malgastar la energía. (Confucio)

Yo no enseño a mis alumnos, solo les proporciono las condiciones en las que puedan aprender. (A. Einstein)

Eso es el aprendizaje. Entender de repente algo que siempre has entendido, pero de una manera nueva. (D. Lessing)

La actividad más importante que un ser humano puede lograr es aprender para entender, porque entender es ser libre. (B. Spinoza)

La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo. (N. Mandela)

El propósito general de la educación es convertir espejos en ventanas (S. J. Harris)

Si un niño no puede aprender de la forma en que enseñamos, quizás deberíamos enseñar como él aprende (I. Estrada)

El aprendizaje es experiencia, todo lo demás es información (A. Einstein)

La mayor señal del éxito de un profesor es poder decir: 'Ahora los niños trabajan como si yo no existiera. (M. Montessori)

El principio de la educación es predicar con el ejemplo. (A. Turgot)

Donde hay educación no hay distinción de clases. (Confucio)

¡Estudia! No para saber una cosa más, sino para saberla mejor. (Séneca)

Es imposible educar niños al por mayor; la escuela no puede ser el sustitutivo de la educación individual. (A. Carrel)

La buena didáctica es aquella que deja que el pensamiento del otro no se interrumpa… (E. Tierno Galván)

Excelente maestro es aquel que, enseñando poco, hace nacer en el alumno un deseo grande de aprender. (A. Graf)

Los niños son educados por lo que hace el adulto y no por lo que dice. (C. G. Jung)

Un profesor trabaja para la eternidad: nadie puede decir dónde acaba su influencia. (H. Adams)

La mejor enseñanza es la que utiliza la menor cantidad de palabras necesarias para la tarea. (M. Montessori)

Profesor: que te ilusione hacer comprender a los alumnos, en poco tiempo, lo que a ti te ha costado horas de estudio llegar a ver claro. (S. Josemaría)

La Capellanía del colegio tiene como finalidad proporcionar formación cristiana y atención espiritual a todos los miembros del colegio -padres, profesores y alumnos- que libremente lo deseen.

Para realizar esta tarea, la Capellanía organiza las ceremonias religiosas que se celebran en el colegio: retiros mensuales, las confesiones, las pláticas, las conferencias doctrinales y otras actividades de carácter formativo. Además, los capellanes atienden gustosamente las consultas de todos aquellos padres y profesoras que soliciten consejo y orientación para el desarrollo de su vida personal, tanto en los aspectos humanos como en los espirituales.

Por otro lado, desde la Capellanía se procura respaldar la formación en la fe, fomentando la generosidad y el hábito de pensar en los demás, enseñando a los alumnos a vivir el compañerismo, manifestado en obras de servicio.
A petición de Umedi, la Prelatura del Opus Dei nombra los sacerdotes que prestan la asistencia espiritual. Estos sacerdotes realizan su trabajo bajo su personal responsabilidad, sin que el Opus Dei adquiera responsabilidad jurídica o moral de ningún tipo en relación con el colegio.

El Capellán del colegio es D. José Luis de Santiago, y el Capellán de Familias, D. Narciso Sánchez.

 

Actividades:

1. Confesiones:
– jueves de 10:30 a 12:30
– viernes de 16:45 a 18:00.

2. Atención del sacerdote a familias:
– miércoles de 15:30 a 17:00
– jueves de 15:30 a 17:00

3. Retiros:
Los 2º jueves de mes de 15:30 a 16:30
Los 3º jueves de mes de 17:30 a 18:30

4. Grupo de oración:
los viernes de 16:15 a 16:45